Granada, ciudad de patrimonio

Que Granada es una de las ciudades con mayor patrimonio de España, es bien sabido por todo el mundo. Alhambra, Generalife y Albaicín con su reconocimiento por parte de la UNESCO, en más de una ocasión eclipsan al resto de la herencia de la ciudad.

Sin embargo, el gran reto al que se enfrenta esta urbe es adaptar su crecimiento natural a ese patrimonio intercalado entre sus calles y plazas. Muchos de estos edificios se transforman y rehabilitan para albergar nuevos usos al servicio de los ciudadanos y formar parte de una trama urbana actual.

Los edificios patrimoniales tienen que estar vivos y sus mejoras deben ir ligadas a la estética y a su uso. No se puede permitir una actuación sobre la fachada generando un simple “decorado de cine” que enriquece la ciudad, mientras se ignora el creciente vaciado de sus edificios tanto de vecinos como de funcionalidad. Esto deriva en un abandono y deterioro del conjunto. El propio uso forma parte de los valores patrimoniales y es un concepto que se está asentando gracias al trabajo de Patrimonio Inmaterial, donde se recalca que no sólo tiene valor el contenedor.

Aunque el uso cultural no es el único a poner en práctica, hoy nos centraremos en aquellas intervenciones sobre patrimonio que han acabado generando un contenedor cultural, tanto a escala de edificio como de ciudad, como es caso del Centro Federico García Lorca.

Siguiendo nuestro interés hacia la obra de Jiménez Torrecillas, ponemos como ejemplo el centro José Guerrero. Antigua sede del periódico Patria, ocupa un edificio de finales del s.XIX rehabilitado y adaptado con todos los requisitos de la museología actual. Este proyecto se plantea como un “promenade architecturel” de luz en vertical en torno a un espacio central cerrado que culmina con el regalo de “un mirador en una ciudad de miradores”, como hubiera dicho su autor. Una pieza moderna que, lejos de entrar en conflicto, se alía a los edificios históricos circundantes, enmarcando las magníficas vistas hacia la Capilla Real. http://www.centroguerrero.es/

 

Continuando con intervenciones de Torrecillas, otro ejemplo de patrimonio que se convierte en una actuación cultural es el Palacio de Carlos V. Este edificio renacentista se adecúa con una extrema sensibilidad a la memoria arquitectónica y hace un uso de la luz natural y el paisaje integrándolos en la propia contemplación de las obras que allí se exponen. La visión velada de la Alhambra, el ritmo de los huecos y el juego de luces y penumbra, hacen que algo intangible como la luz sea el eje de esta rehabilitación. http://www.museosdeandalucia.es/web/museodebellasartesdegranada

 

Como intervención a escala de barrio, cabe mencionar el Centro Lorca de MX-SL Arquitects, cuya posición al final de la plaza de la Romanilla fue un punto de partida para integrar el edificio en la ciudad en vez de convertirse en el remate de una serie de fachadas irregulares. Gracias a esta estrategia de generar un vacío que se extiende hacia la plaza, el edificio pasa a formar parte de aquellos lugares singulares que el peatón encuentra a lo largo de su paseo. https://centrofedericogarcialorca.es/

 

Por último, mencionar brevemente el edificio islámico cultural por antonomasia, la madraza, cuya última intervención en el 2010 para recuperarla y convertirse en el centro de cultura contemporánea de la Universidad de Granada fue destapar e integrar los elementos originales  anteriormente ocultos por motivos funcionales, permitiendo la recuperación de algunas dobles alturas como la del salón de los Caballeros XXIV. https://lamadraza.ugr.es/

Todas estas intervenciones son sólo el primer paso hacia una ciudad donde los límites entre el contexto histórico-urbano y el espacio arquitectónico se difuminan y los nuevos usos exigidos por la sociedad se manifiestan sin temor al contenedor que los albergue. El respeto por el pasado, la luz y los recorridos son el denominador común en todos ellos, transformando a Granada en una ciudad actual de patrimonio.


GRANADA, CITY OF HERITAGE.

It is well known that Granada is one of the spanish cities with more heritage. Aside from Alhambra, Generalife and Albaicin (on the Unesco world heritage list) these master pieces sometimes overshadow the legacy of the city.

However, the new challenge of this big settlement is adapting its natural growth to that inserted heritage. Many of these buildings are transformed and rehabilitated to accommodate new uses at the service of citizens.

Heritage buildings are alive, and their improvements must be done in terms of aesthetic and use. We can not only allow the remodeling of the facades as a ‘cinema scenery’ while the neighborhood is dying. The use of the building takes part in those heritage values, a new concept which is settling down thanks to the work of ‘Intangible Heritage’, where the value is not only in the container but in its activity.

Although there are many uses, we are going to focus on heritage buildings developed into cultural containers, both in construction and city scale.

Continuing our interest in Jiménez Torrecillas work, we give as an example ‘José Guerrero Centre’. Ancient headquarters of Patria newspaper, it takes an old building from the late XIX century, rehabilitated as a new museum. The project is planned as a vertical ‘promenade architecturel’ around a central closed space which culminates with a viewpoint towards the Royal Chapel. http://www.centroguerrero.es/

 

Keep on with Torrecillas work, another example is Carlos V Palace. This renaissance building is adapted, with extremely sensitivity, to the architectural memory. He integrates natural light and the immediate landscape into art contemplation. The veiled view of the Alhambra, the rhythm of its hollows and the interplay of shadows and lights, makes the sunlight the heart of this project.

http://www.museosdeandalucia.es/web/museodebellasartesdegranada

 

As an example of urban scale, Lorca Centre from MX-SL Arquitects is a building located at the end of Romanilla Square which takes advantages of its position instead of being just the closing construction among irregular facades. Thanks to this strategy of generating a vacuum that continues out to the square, the building becomes part of those singular places to visit. https://centrofedericogarcialorca.es/

 

Finally, mention the old islamic university, the madraza, remodeled in 2010 to become the cultural centre of Granada University. The main point was recovering the original elements previously hidden for functional reasons. https://lamadraza.ugr.es/

All these actions are only the first step towards a modern city where the limits between that historical-urban context and the architectural space are blurred and the new uses demanded by the society are manifested without any fear of its cointainers. The respect for the past, the light and the routes are the common denominator, transforming Granada into an actual city of heritage.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s